jueves, noviembre 02, 2006

Nombre Cristiano :José Santos Quilapan, Nombre Mapuche : Kilapang

Este cuadro corresponde a un retrato de la época en que vivió (1820-1880), es de autor anónimo y esta en Buenos Aires, este jefe guerrero Mapuche, fue lugar teniente y pupilo de Kalfukura, el señor de las Pampas, además hijo de Mañil Wueno, otro gran señor de la Alta Frontera.

Debió luchar contra el ejercito Chileno que comenzaba adentrarse hacia su territorio re-fundando Angol 1860, el ejercito en sus entradas robaba además de ganado a mujeres, niños y ancianos y luego los vendía como mano de obra barata a los latifundistas de la zona central de Chile, lo propio hacia el Ejercito Argentino que en la misma época y de manera coordinada con las fuerzas militares Chilenas asediaban a los Mapuches de ambos lados de la Cordillera ( de hecho Argentina tenia embajada en la recién fundada ciudad de Angol).

De esto nada se dice o enseña en las salas de clases, hoy los hijos de estos guerreros estamos de vuelta y resistiendo la 3ª invasión la de las grandes transnacionales que depredan nuestra naturaleza, para variar al igual que en otras épocas hacen vista gorda a los abusos contra el Pueblo.

3 comentarios:

Tomás Ives dijo...

gran dato para un aficionado a la historia como yo!
no se si vitale habrá escrito algo sobre él? donde encuentro mas info?
con afecto:
dondestastomas

Horacio dijo...

RECONOCIMIENTO AL MÉRITO: EL CAPITÁN RUFINO SOLANO, SINGULAR PERSONAJE HISTÓRICO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES Y DE ARGENTINA.-

Hace casi un siglo, a la edad de 76 años, dejaba de existir el capitán azuleño don Rufino Solano. Este muy particular militar, recordado como “El diplomático de las pampas”, desplegó inigualables acciones en favor de la paz, la libertad y la vida en la denominada “frontera del desierto”. Como resultado de estas acciones Rufino Solano, mediante su trato proverbial con el aborigen, consiguió redimir PERSONALMENTE a centenares de mujeres, niños y otros prisioneros, de ambos bandos, impulsado siempre por un notable y especial sentimiento hacia el género, encarnado en la lacerada figura de la cautiva.
Asimismo, se destacan entre sus acciones, el haber evitado sangrientos enfrentamientos mediante sus prodigiosos oficios de mediador y pacificador, pactando con los máximos caciques indígenas numerosos acuerdos de paz y de canjes de prisioneros. Realizando esta arriesgada tarea en beneficio de la población de Azul y de numerosas localidades de la Provincia de Buenos Aires e incluso de otras provincias aledañas. Entre otras significativas intervenciones del capitán Rufino Solano, se encuentra la de haber formado parte de los cimientes que dieron origen a las actuales ciudades de Olavarría y San Carlos de Bolívar, entre otras más.-
En el plano religioso, cumplió destacado protagonismo sirviendo de enlace en la acción evangelizadora hacia el aborigen llevada a cabo por la Iglesia de aquella época. En cumplimiento de esta última actividad, se lo vio prestando estrecha y activa colaboración al Padre Jorge María Salvaire, fundador de la Gran Basílica de Luján denominado “El misionero del desierto y de la Virgen del Luján” y actuando de ineludible interlocutor entre los jerarcas aborígenes y el Arzobispado de la ciudad de Buenos Aires, en la persona del Arzobispo Dr. León Federico Aneiros, llamado “El Padre de los Indios”.
Esta encomiable labor del capitán Rufino Solano fue desarrollada durante sus más de veinte años de carrera militar y continuó ejerciéndola después de su retiro hasta su muerte, ocurrida en 1913. Actualmente obra en la Legislatura de la Pcia. de Buenos Aires, un proyecto de ley para declararlo Ciudadano Ilustre de dicha provincia.-
http://elcapitanrufinosolano.blogspot.com

Nelson dijo...

Busque en Facebook Historia del Pueblo Mapuche Tomás, hay harta información.